Entradas

Violencia de especie

Imagen
J. Manuel Fueyo Méndez
Basta con que a la manada de los políticamente correctos les dé por darnos la turra con un determinado tema para que a otros, que somos quizá un tanto retorcidos, nos apetezca hablar de un tema distinto. Basta que nos den la chapa con una determinada expresión para que se nos ocurra jugar con otra. Y nadie duda de la gravedad de lo que llaman "violencia de género", pero concepto más amplio que el de "género" es el de "especie" y desgraciadamente no es menos grave la violencia de especie que la de género.  La especie humana sufre cada día violencia de formas muy distintas en los cinco continentes. ¿Qué es el problema del hambre, sino una violencia permanente de la especie humana del mundo rico contra la especie humana del mundo pobre? Y aquí sí que no es violencia de género, porque la mayoría de las mujeres del hemisferio Norte come y vive mejor que la mayoría de los hombres del hemisferio Sur. El de la hambruna tendría que ser primer…

Santa Lucía Castiello 2018

Imagen

De la Sinodalidad

Imagen
Publicado el 13 / 10 / 2018
Decía no hace mucho el Papa Francisco que “el camino de la sinodalidad es el que Dios espera de la Iglesia del Tercer Milenio”, pero en ese mismo discurso advertía que “ese caminar juntos es un concepto fácil de expresar con palabras, pero no tan fácil de ponerlo en práctica”. Pese a ello, las dificultades bo deben arrugarnos ni hacernos retroceder. El “juntos podemos”, que cacarean ahora tantos y tan variados, a tiempo y a destiempo, puede y debe ser también consigna apropiada para nuestra Iglesia, asistida además por el Espíritu, ¡Qué menos que recordarlo en estos días de Sínodo y qué menos que lamentar que nuestro reciente Sínodo Diocesano haya caído prácticamente en el olvido¡.A tiempo estamos de intentar recuperar al enfermo y en ese intento debería jugar papel fundamental el Consejo Presbiteral. El caso es que el mentado Consejo pasó en poco tiempo de reunirse un día u medio al trimestre a reunirse solamente medio día. ¡No será porque no haya temas qu…